Si se está pensando en usar el smartphone cerca del agua en playas o piscinas, hay que tener en cuenta que necesitaremos uno de los modelos de móviles impermeables.

Sin embargo, antes de lanzarnos al agua con el dispositivo es importante conocer las especificaciones señaladas por los fabricantes para no sobrepasar los límites.

La profundidad y la duración de la inmersión no son iguales en todos los móviles.

Y, además, debemos tener claro que las pruebas de resistencia al agua se realizan en un laboratorio y con agua dulce.

Es decir, el agua salada de la playa o el agua clorada de la piscina, no aseguran que puedas zambullirte de lleno en el agua con tu nuevo dispositivo.

Si tu cometido es hacer fotos espectaculares bajo el agua, te recomendamos las mejores cámaras acuáticas. De este modo, podrás divertirte sin riesgos.

A tener en cuenta en los móviles impermeables

Por todo esto, hay que conocer que existen varios niveles de certificaciones de resistencia.

De este modo, se debe comprobar que, entre sus características, ponga el tipo de protección IP con la que cuenta.

El mayor grado de protección IP que puede tener un teléfono es la certificación IP68.

  • El 6 es la máxima protección frente a polvo (IP6X).
  • La última cifra, en este caso el 8, es la calificación de su resistencia a la humedad.

Y si un móvil alcanza el 8, que ahora mismo es lo máximo, significa que aguanta inmersiones a una profundidad especificada por el fabricante, pero que tiene que ser superior a 1 metro y durante un tiempo mínimo de 30 minutos.

Pero cuidado, porque no es tan simple ni se puede seguir al pie de la letra, ya que corre el peligro de quedarse sin móvil. Más adelante lo vemos.

Móviles impermeables para estas vacaciones
Móviles impermeables para estas vacaciones

Los mejores móviles impermeables que se venden en Amazon

iPhone 12

Rebajas

Un modelo que cuenta con una pantalla Super Retina XDR brillante de 6,7 pulgadas de Ceramic Shield, un material cuatro veces más resistente a las caídas.

También ofrece buena resistencia al agua, que es lo que aquí nos ocupa.

Este smartphone tiene la clasificación IP68 del estándar 60529 del IEC (profundidad máxima de 6 metros durante un máximo de 30 minutos).

Por si fuera poco, ofrece fotos impresionantes con poca luz gracias al nuevo sistema de cámaras Pro y al rango de zoom óptico x5.

Entre sus otras características destacadas tenemos:

  • Cámara principal: 12 Mpx
  • Tipo de batería: 3687 mAh
  • Memoria interna: Desde 512 GB
  • RAM: 6 GB

Samsung Galaxy S20+

La pantalla del S20 está construida con tecnología AMOLED y cuenta con un tamaño de 6,2 pulgadas con una tasa de refresco a 120 Hz.

El procesador de este S20 es el Exynos 990 acompañado de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento.

En cuanto al apartado fotográfico, cuenta con un triple sensor compuesto por un sensor principal de 12 megapíxeles, un gran angular de 12 y un telefoto de 64 megapíxeles.

Al igual que el resto de los S20, este también cuenta con la certificación IP68 y podrás sumergirlo en el agua.

Huawei P30 Pro

El Huawei P30 Pro es uno de los smartphones de Huawei que más ha triunfado en la historia de la compañía.

Es un terminal que tiene un panel OLED de 6,44 pulgadas y una resolución de 2340 x 1080 píxeles.

En su interior cuenta con el Hisilicon Kirin 980 como procesador, acompañado de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento.

La configuración de cámaras traseras elegida está compuesta por un sensor principal de 40 megapíxeles.

La certificación con la que cuenta el Huawei P30 Pro es IP68, por lo que tampoco tendría que haber problema de sumergirlo durante tus vacaciones.

LG Velvet

Es el último lanzamiento de esta compañía y puedes estrenarlo este verano.

El LG Velvet cuenta con una pantalla de 6,8 pulgadas, con una resolución de 1080 x 2460 píxeles.

Su procesador es el Qualcomm Snapdragon 765 5G acompañado de 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento.

Integra una triple cámara posterior compuesta por tres sensores, uno principal de 48 megapíxeles y otros dos secundarios de 8 megapíxeles.

Este LG Velvet cuenta con la certificación IP68 por lo que podrás sumergirlo y aprovechar sus características cerca de la playa o la piscina.

Motorola Moto X4

Para cerrar la lista de los móviles impermeables, contamos con el terminal de Motorola: Moto X4.

No solamente no tendréis ningún problema gracias a su gran resistencia al agua (IP68), lo que convierte al terminal en un acompañamiento perfecto para las vacaciones.

También es ideal gracias a su cámara selfie de 16 MP, con la que haceros las fotos más ocurrentes sin ningún miedo a daños en el terminal.

Móviles impermeables y la importancia de la clasificación IP68
Móviles impermeables y la importancia de la clasificación IP68

Móviles impermeables: ¿Cómo funcionan las certificaciones IP?

La certificación IP es la que muestra el nivel de resistencia, tanto al agua como al polvo, de un teléfono móvil.

Está compuesta por dos números: el primero de ellos se corresponde con el polvo y el segundo, con el agua.

Así, un smartphone con IP68 tiene un grado 6 de resistencia al polvo y un 8 en el agua, por ejemplo.

RESISTENCIA AL POLVO

RESISTENCIA AL AGUA

Nivel 0: Sin protección. Nivel 0: Sin protección.
1: Filtran hasta partículas de 50 mm. 1: Resiste el agua por goteo.
2: Filtración de partículas de hasta 12.5 mm. 2: Resiste el goteo, pero al inclinar el equipo hasta 15º, puede entrar agua.
3: Filtran hasta partículas de 2,5 mm. 3: Resiste el agua en forma de spray, hasta una inclinación de 60º respecto del eje vertical.
4: Filtración de partículas de hasta 1 mm. 4: Resiste chorros de agua durante 5 minutos a una presión de 80-100 kN/m², en cualquier ángulo.
5: Pueden entrar ciertas partículas microscópicas de polvo, pero no afecta el funcionamiento del equipo. 5: Resiste chorros de agua de una boquilla media durante al menos 3 minutos, en cualquier posición del dispositivo.
6: No puede entrar polvo. 6: Protección contra chorros muy potentes durante al menos 3 minutos, en cualquier posición.
7: Resiste la inmersión completa al agua, a un metro de profundidad durante al menos 30 minutos.
8: Resiste la inmersión completa en condiciones más severas que el nivel 7. El fabricante es quien establece la profundidad y el tiempo de resistencia a las filtraciones.

Entonces, ¿es posible bañarse con móviles impermeables o solo pueden ser salpicados?

Si solo queremos hacernos algunas fotos en la orilla de la playa, sin temor a que una ola nos salpique el móvil, podemos estar tranquilos con cualquiera de los móviles de esta comparativa.

Sin embargo, si pretendemos sumergirnos debemos conocer muy bien las indicaciones del propio fabricante.

Para evitar la entrada de agua en un teléfono, resulta esencial que disponga de una confección hermética.

Juntas selladas, puertos cerrados… De esta forma quedan a salvo sus circuitos internos, sin producirse daños que alteren su funcionamiento.

Siguiendo la tabla anterior y las indicaciones del fabricante, cuánto más alto sea el número de certificación IP más podremos arriesgarnos.

Para conseguir esa calificación las pruebas deben realizarse en el laboratorio de una entidad independiente, con agua dulce, a una temperatura de entre 15 y 35 grados y con una presión entre 86 y 106 kilopascales.

En esas condiciones el móvil debe exponerse al agua de distintas formas, es decir, con goteos desde diferentes ángulos, agua rociada, chorros a diversas velocidades y presiones, e inmersiones a distintas profundidades en varios intervalos de tiempo.

Y para llegar al 8 hay que soportar la inmersión durante 30 minutos a 1,5 metros de profundidad.

Pero eso sería lo mínimo. Luego esta lo que diga cada fabricante en las indicaciones de su modelo, que deben estar probadas.

Lo único, eso sí, si sumerges tu smartphone en el agua, ten en cuenta que tendrás que esperar un tiempo antes de ponerlo a cargar.

Disfrutar de los móviles impermeables sí, pero con precaución
Disfrutar de los móviles impermeables sí, pero con precaución

¿Todos los móviles impermeables IP68 son igual de sumergibles?

Como ya hemos mencionado, las pruebas estándar se realizan con agua dulce a temperatura ambiente. Y sólo en esas condiciones.

El agua salada no es lo mismo, y por eso se recomienda no sumergir nunca un móvil en el mar.

La sal, por su poder corrosivo y su gran conductividad, es uno de los enemigos de los componentes electrónicos.

Es decir, que puede que tu teléfono sea resistente al agua y te puedas meter al mar con él y que al salir, siga funcionando, pero si hay conectores a la vista y la sal entra puede dañarlos.

De la misma manera que no lo debemos llevar a lugares húmedos de altas temperaturas, como jacuzzis o saunas.

Tampoco es lo mismo el agua clorada, que es la que tenemos en las piscinas.

El poder oxidante del cloro podría dañar también el circuito eléctrico, por lo que se recomienda después lavarlo con agua dulce.

Y si lo quieres sumergir en cerveza… tampoco te garantiza nadie que aguante.

De hecho, todos los fabricantes advierten que las pruebas realizadas para la obtención de la certificación se realizan en un ambiente controlado, por lo que su uso intenso bajo otro tipo de condiciones variables podría dañar el teléfono.

¡Ah! Y muchos fabricantes avisan desde el primer minuto que su resistencia a las salpicaduras o al agua “no es permanente y puede disminuir con el uso habitual”.

Así que mejor un móvil resistente al agua, como estos, pero disfrútalo con prudencia.

Móviles impermeables: últimos consejos

A modo de resumen, y siendo precavidos, debemos tener cuidado con las indicaciones vagas estilo «resistente al agua» o «impermeable».

Si no indica específicamente la certificación IP lo más probable es que soporte salpicaduras como mucho.

Tampoco debemos fiarnos de móviles que indiquen el código IP en un formato no estándar, ya que no es válido y puede que estés ante un producto fraudulento.

Finalmente otro detalle importante: la escala de resistencia al agua no es acumulativa en todos los casos.

Es decir, por ejemplo, el hecho de que un móvil soporte inmersión en agua no quiere decir que vaya a aguantar chorros de agua a alta presión.

O sea, puede ser IP68 porque lo puedes meter en el agua, pero no ser IP65 y no soportar un chorro a alta presión.

Cuando el aparato soporta chorros y además inmersión generalmente lo indica con ambos códigos separados por una barra, por ejemplo, IP65/IP68.