La posibilidad de poder hacer café en el momento, en cuestión de segundos, y tenerlo siempre calentito es el gran atractivo de este tipo de productos. Para los amantes del café, las cafeteras de cápsulas se han convertido en un must.

Existen numerosos tipos de cápsulas, siendo las Nespresso las más reconocidas por su buen café y su inmensa variedad. Y existen muchas cafeteras compatibles con esas cápsulas, con máxima calidad y con diferentes prestaciones, como ahora veremos.

Para nosotros, nuestra favorita es el modelo Inissia de De’longhi. Dentro de las cafeteras de cápsulas más funcionales, es la que presenta una mejor relación calidad-precio, y además es asequible a todas las economías.

Si el precio no es algo que nos preocupe, también podemos acceder al modelo Expert & Milk de Krups, que nos cautivará con sus funcionalidades como la conexión por Bluetooth o la leche cremosa que es capaz de servir.

A tener en cuenta

La compatibilidad con las cápsulas

Primer punto y más importante. Actualmente, en España (y en la mayoría de Europa) son De’Longhi y Krups quienes se reparten el mercado fabricando y distribuyendo las cafeteras de Nespresso.

Pero debemos estar atentos ya que marcas como Krups distribuyen cafeteras para Dolce Gusto también, por ejemplo.

Cada vez hay más tipos de cápsulas distintas, por lo que deberemos prestar atención a este detalle. Es más, una cafetera puede ser compatible con varias marcas de cápsulas.

Así que, aunque resulte básico, si queremos consumir cápsulas Nespresso, tendremos que asegurarnos de que la cafetera que compramos es compatible con ellas.

Diseño

Dependiendo del espacio donde puedas instalarla, tendrás que tener en cuenta el diseño. Actualmente, encontramos cafeteras de cápsulas de todo tipo de dimensiones y pesos.

Podemos encontrar desde los modelos “mini” hasta los más profesionales que disponen de depósito de agua y leche, lo que incrementa el tamaño del producto.

En cuanto a formas y colores, tendremos una inmensa variedad para poder adaptarlo al lugar donde queramos colocarlo.

Depósito de agua

La capacidad del depósito es importante, sobre todo si somos más de tres personas quienes vamos a usar la cafetera. Y es que, si escogemos alguno de los modelos “mini” probablemente tengamos que rellenar el depósito varias veces al día porque no dé para todos.

Así que si es el caso, mejor centrarnos en los modelos con depósitos estándar o con depósitos amplios.

Facilidad de limpieza

Por lo general, las cafeteras de Nespresso no requerirán grandes mantenimientos. Pero sí es importante que las piezas que más se ensucian (el depósito de cápsulas, por ejemplo) sean fácilmente extraíbles para su limpieza.

Extras

Entre los extras más interesantes encontramos el sensor de descalcificación. Si utilizamos agua de grifo, será un extra importante ya que es posible que con el tiempo se llenen los circuitos de cal.

Con esta función, la máquina nos avisará para activar la función de descalcificación.

La conexión con el móvil es otro plus que venimos observando en las últimas cafeteras lanzadas al mercado. Este extra nos permite ponerla a funcionar a través de una App móvil mientras nos desperezamos en la cama por las mañanas.

Nuestras favoritas

De’longhi Nespresso Inissia EN80.B: Mejor en calidad-precio de los modelos básicos

Es una de las mejores opciones si buscamos una cafetera de cápsulas Nespresso “al uso”. Es decir, que nos haga café y poco más. Es sencilla de usar, y con un depósito correcto para un uso moderado (0,8L).

La relación calidad-precio está realmente ajustada para que podamos disfrutar de nuestro Nespresso sin arruinarnos.

Destaca por su eficiencia energética y extras como el modo de apagado automático para evitar sobrecalentamientos (a los 9 segundos de inactividad, la máquina se apagará).

Se trata de una cafetera automática. Es decir, una vez que se calienta, le daremos al botón de servir café y automáticamente se parará cuando rellene el vaso. De esta forma, no tendremos que estar pendientes de que no rebose la taza.

El tiempo que tarda en calentarse el circuito es sorprendentemente rápido. En tan sólo 25 segundos podremos poner a hacer nuestro café. Una vez consumida una cápsula, el sistema la expulsará de forma automática.

Es práctica, muy sencilla de utilizar, y resulta realmente compacta, perfecta para cocinas pequeñas. También es fácil de limpiar, pudiendo extraerse todos los depósitos de forma sencilla.

Su principal pega es el ruido que hace cuando está en funcionamiento, que resulta algo elevado.

Su depósito es algo justo, por lo que no es una cafetera recomendada para familias grandes si quieren evitar la pesadez de estar llenando el depósito de agua una y otra vez.

Nespresso Intenso Krups Expert & Milk XN6018: Con conexión a tu Smartphone

Este modelo nos permite tener un depósito de agua y otro de leche. Pero su gran diferencial es que cuenta con conexión Bluetooth, pudiendo conectarse a nuestro móvil a través de la App de Nespresso.

En la App encontraremos múltiples funcionalidades: desde gestionar el almacenaje de cápsulas y crear cafés personalizados, hasta realizar pedidos o recibir avisos de mantenimiento, entre otras.

También podremos programar la hora a la que debe tener listo nuestro café y establecer la cantidad de café y leche por taza, función muy útil para los que se nos pegan las sábanas.

Su depósito de agua es giratorio, súper amplio (1,1L) y tiene 3 opciones de temperatura: templada, caliente y muy caliente. Como es habitual en las cafeteras de calidad, tardará 25 segundos en calentar el circuito para poder empezar a servir cafés.

En cuanto al depósito de leche, cuenta con un sistema Aeroccino integrado para poder calentar o sacar espuma a la leche. Realmente merece la pena este sistema por lo cremosa y consistente que acaba la leche. Esta función está muy por encima de otras cafeteras de su categoría.

Dispone de función de auto apagado y es capaz de detectar cuándo se queda vacío el depósito de agua.

Se trata de una gran cafetera (en todos los sentidos) para los que buscamos una opción que incluya un depósito de leche en condiciones y la funcionalidad de la conexión Bluetooth.

Otras opciones

De’longhi Nespresso Lattissima Pro EN750MB: Cafetera de lujo

Es la gran deseada del catálogo de Nespresso. Definida por numerosos usuarios como una de las mejores cafetera Nespresso del mercado. Se trata de una cafetera con prestaciones de alta gama para los usuarios más exigentes.

Además de su potencia, destacamos sus dos depósitos: uno de agua que está entre los más grandes del mercado (1,3L) y otro de leche de tamaño nada despreciable (0,5L).

Un punto positivo es que el depósito de leche se puede extraer para meterlo en la nevera cuando no estemos usando la cafetera, característica que no tienen todas las cafeteras de su gama.

Una de sus características más destacadas es su panel LCD táctil. A través de este panel podremos indicar el tipo de café que queremos (Espresso, lungo, latte machiatto, cappuccino, espuma de leche caliente y agua caliente).

En la pantalla también se mostrarán las notificaciones de descalcificación o falta de agua.

A pesar de su tamaño y capacidad, el circuito tarda en calentarse el tiempo habitual de otras incluso más pequeñas, 25 segundos. Y después de elegir el tipo de café y servírnoslo, se detendrá automáticamente para no rebosar el vaso.

Cuenta con un gran contenedor de cápsulas utilizadas, donde las desecha cuando las consume. En total, caben nada menos que 15 cápsulas.

Como mecanismo de seguridad y para evitar recalentamientos, cuenta con el apagado automático a los 9 minutos de inactividad (que se pueden prolongar hasta 8 horas, si lo deseamos).

Sus dimensiones son generosas (19, x 27,4 x 33,2cm) con un peso de 6,5kg. Es decir, es bastante grande para ser una cafetera de cápsulas, así que no deberemos pensar en ella como un electrodoméstico que podamos mover de un lado para otro con frecuencia.

Uno de sus extras más interesantes es la función ‘Clean’, para limpiar de forma automática el depósito de leche. Y es muy importante que siempre que miremos una cafetera con depósito de leche, tengamos en cuenta que la limpieza sea sencilla. Es esta en concreto está muy bien conseguido.

El diseño de la ‘Lattissima Pro’ ya nos indica que estamos ante algo resistente y que nos durará muchos años. Está pensada para usuarios que toman mucho café o en hogares con mucha gente. Incluso para pequeños bares puede resultar muy útil.

Si tuviéramos que decir puntos negativos de esta cafetera serían dos: en primer lugar, su precio, que no es asequible para muchos bolsillos.

En segundo lugar, el depósito de leche. Porque si bien es cierto que se trata de un extra muy útil y cómodo, no podemos olvidar que viene acompañado de una necesidad de atención. Y estaremos obligados a limpiarla la cafetera cada mes y medio o dos meses aproximadamente.

Nespresso Krups Essenza Mini XN1101: Diseño ultracompacto

Si nuestra cocina es diminuta y somos pocos en casa, ésta es la opción estrella. Es uno de los diseños más compactos del mercado y su relación calidad-precio es extraordinaria.

Sus pequeñas dimensiones (20,4 x 8,4 x 33 cm) junto con su peso (2,3kg) la hacen tremendamente cómoda si necesitamos moverla o colocarla en espacios pequeños.

Eso sí, cuando hablamos de un tamaño reducido también tenemos que pensar que no todo serán ventajas. Y en este caso el depósito de agua, por ejemplo, no supera los 0,6L (en torno a 4 cafés sin necesidad de rellenar el depósito). Tampoco tiene un gran contenedor de cápsulas utilizadas: Caben en torno a 6, lo que nos obligará a vaciar el depósito con bastante frecuencia.

Cuenta con unos controles muy sencillos y prácticos, suficientes como para disfrutar de todo el sabor de nuestras cápsulas Nespresso.

Un punto positivo e importante de este modelo es que es compatible también con las cápsulas universales, lo que nos permitirá acceder a marcas blancas y ahorrar en el consumo de café, si así lo quisiéramos.

En este modelo echamos de menos una rejilla móvil para poder colocar vasos o tazas de distinto tamaño. También nos falta el aviso por falta de agua, pero tampoco es algo que nos mate el alma porque el depósito es transparente: nos daremos cuenta si falta.

El precalentamiento es de 25 segundos, por lo que está en la media de las cafeteras de cápsulas del mercado. Es automática, así que una vez servido el café se desactivará. Se terminará de apagar tras 9 minutos de inactividad.

En definitiva, es una de las opciones más básicas del mercado Nespresso, pero también una de las más baratas. Si buscamos una cafetera compatible con las cápsulas Nespresso, pequeña, cómoda y funcional, esta opción no nos defraudará.