César Méndez / S.F.N.
Artículo actualizado el lunes 07 de junio

En las últimas jornadas se viene hablando del incremento notable que sufrirá ya mismo el precio de la luz en España. Una subida que viene motivada tras un año en el que la COVID-19 (2020) congeló por completo la subida de muchos precios, como el de la luz.

Ahora tenemos que hacer frente a un golpe muy duro pero ante el que podemos encontrar opciones para solventar. Más allá de poner las lavadoras y planchar de madrugada, nótese la ironía, existen pequeños gestos que nos pueden ayudar a ahorrar algunos euros cada mes.

Además de hacernos con algún electrodoméstico de bajo consumo, o cambiar las luces de casa por otros que consuman más bien nada, podemos aprovechar el uso de baterías externas, y su carga durante las horas valle de la noche, para después cargar ciertos dispositivos como ordenadores, smartphones o tabletas a lo largo del día.

La vida útil de nuestros aparatos de trabajo u ocio, como los anteriormente mencionados, no sufrirá problema alguno gracias a estas cargas periódicas en lugar de tener que esperar hasta las 22.00h para poder enchufarlo a la red.

Los cargadores portátiles o baterías externas son pequeños dispositivos recargables de iones de litio dentro de una carcasa de plástico dura.

La mayoría tiene uno o dos puertos USB tipo A, que es el cable que utilizamos para cargar los dispositivos, y otros utilizan un puerto USB tipo C para los smartphone como el iPhone X, Samsung Galaxy S9 o Google Pixel 2 y otros dispositivos como la Nintendo Switch.

Otros incluso tienen cables de carga incorporados USB o Lightning para iPhone y iPad, para más fácilidad, pero en general la mayoría de cargadores portátiles no incluye cables. Por lo que debemos tenerlo en cuenta a la hora de comprar uno.

Horarios y mejores momentos para hacer uso de la electricidad en casa

Con el cambio de normativa por parte del gobierno, desde principios de este mismo mes de junio han entrado en vigor una serie de cambios relacionados con la factura de la luz.

Cambios que vienen a diferenciar, por franjas horarias y días concretos, aquellos momentos en los que es más caro o más barato hacer uso de la luz eléctrica.

Desde la entrada en vigor de esta norma, solo los fines de semana, los días festivos y el tramo horario de entre las 00.00h y las 07.00h, están considerados como períodos valle.

Las horas más caras para el uso de la electricidad son las que van de 10.00 de la mañana hasta las 13.00h del medio día y de las 18.00h hasta las 21.0hh de la tarde.

Una medida que deja contra las cuerdas a todos aquellos que, por ejemplo, trabajan desde casa, como pueden ser autónomos y teletrabajadores que se han tenido que acoplar a una nueva realidad por culpa de la pandemia de COVID-19 y que ahora verán incrementada en más de 37% la factura de la luz.

Dada esta circunstancia debemos buscarnos alternativas que nos permitan realizar un consumo más moderado de cara a no ver cómo la factura de los próximos meses, aire acondicionado incluido para hacer frente a los estragos del calor, no nos deja helados.

Alternativas para hacer frente a la subida de la luz

Repasamos algunas alternativas que nos pueden ayudar para hacer frente a la desorbitada subida de la luz:

  • Hacer uso de la electricidad en los períodos anteriormente mencionados como «valle» o «llano«.
  • Adquirir alguna batería externa, como las aquí seleccionadas, para acumular energía durante la noche (período valle) y poder utilizarla a lo largo del día cuando la luz esté en su precio más alto.
  • Cambiar las luces de casa por bombillas de bajo consumo.
  • Comprar electrodomésticos de bajo consumo pensando en los próximos meses, cuando la factura de la luz se mantenga en máximos.
  • Para el verano, poblar el jardín, en caso de tenerlo, lámparas de carga solar.

Consejos útiles para hacer frente a la subida de la luz.

Las mejores baterías externas para sobrevivir a la subida de la factura de la luz

¿Por qué un cargador portátil para el móvil?

La mayoría de los smartphones de hoy en día carecen de una batería reemplazable por el consumidor, esto ha sido una lucha para proteger los dispositivos de factores como el agua o el polvo, pero también los ha hecho vulnerables a baterías limitadas. Y de ahí la necesidad de una batería externa como el accesorio de nuestro smartphone.

Y nadie quiere llevarse el cargador a todas partes y tener que esperar pegado a una pared en el aeropuerto esperando que se cargue el móvil. Hablando de volar, la FAA (Administración Federal de Aviación) dice que estas baterías de iones de litio deben llevarse en el equipaje de cabina y no en el equipaje facturado.

Estos son los mejores cargadores portátiles, más potentes y más rápidos que podemos comprar por la mayoría de usos y bolsillos. Esta selecciona nos asegurará que nunca volveremos a ver un 1% en el smartphone.

A tener en cuenta

  1. La capacidad. Las capacidades de las baterías se miden en miliamperios hora (mAh) que indica la máxima carga eléctrica que es capaz de almacenar la batería. Los móviles suelen tener una batería de entre 1.500 y 5.000 mAh, y las tablets o iPad entre 8.000 y 12.000 mAh. Y las baterías externas son de 2.600 a 30.000 mAh, por lo que una batería de hasta 5.000 mAh puede cargar un móvil una o dos veces como mucho. Pero si pensamos en utilizarlo para cargar más dispositivos deberíamos pensar en elegir más de 10.000 mAh. Recomendamos elegir un cargador portátil con el doble de capacidad de lo que queremos cargar para asegurarnos siempre de cargar este de forma completa. Ya que se pierde energía durante los procesos de carga.
  2. El precio. Como regla general la capacidad y el precio van a la par. Aunque puede depender el precio los puertos adicionales y características añadidas, como linternas.
  3. El tamaño y portabilidad. Esto es importante si estamos pensando en llevar la batería a todas partes casi a diario en el bolsillo o en la mochila. A mayor capacidad mayor tamaño y peso. Su tamaño suele ser reducido gracias a las células de las baterías de litio que son más compactas.
  4. Calidad. Existen muchas baterías externas de gran capacidad y con un precio muy bajo. Esto se debe muchas veces a la calidad baja de los componentes de la batería que luego repercute en la seguridad del teléfono o dispositivo que vamos a cargar. Por lo que aconsejamos marcas especializadas como Anker, Jackery, RAVPower, Mophie y Xiaomi.
  5. Duración de la batería. La mayoría de cargadores portátiles para móviles modernos tienen baterías de iones de litio que no son susceptibles al “efecto memoria” que era común con los tipos de batería más antiguas y pueden durar hasta 500 ciclos de cargas completas. Siendo un ciclo de carga de 0 a 100% o 2 veces de 50% a 100%. Por lo que incluso con un uso diario una batería externa puede llegar a durar unos dos años.

La batería externa favorita: Anker PowerCore 20100

Pequeño, liviano y con gran capacidad a un buen precio. El Anker PowerCore es sin lugar a dudas una de las baterías externas más confiables, portátiles y potentes que podemos comprar ahora mismo.

No es ni demasiado pequeña, ni demasiado grande y su tamaño y capacidad son los adecuados. Tiene 2 puertos USB que permiten cargar hasta 5 veces un smartphone. Y carga un iPhone X en una hora y 15 minutos.

La batería cuando esta completamente cargada es lo suficientemente potente como para cargar un MacBook hasta un 60% de energía adicional (solo en el caso de utilizar un puerto USB-C). Este modelo de Anker viene con una entrada USB-C o micro USB para recargarla, lo que puede durar hasta 5 horas. No incluye ningún cable.

Y tiene aproximadamente el tamaño de una baraja de cartas, pesa 458 gramos y es lo suficientemente fuerte como para recargar un iPad 1.5 veces.

El cargador más delgado: Anker Astro E1 6700

Esta batería externa de Anker Astro E1 tiene una tecnología PowerIQ para ofrecer carga rápida hasta 2 amperios, que permite dos cargas completas un iPhone 7 o una carga completa de un iPhone 7 Plus, Samsung Galaxy S8, Nexus 5 u otro smartphone. No es compatible con Qualcomm Quick Charge.

Cabe perfectamente en el bolsillo y recarga en 5.5 horas con un adaptador de 2 amperios no incluido. Incluye un cable micro USB, bolsa de viaje y garantía de 18 meses. Los cables Lightning para iPhone y iPad se vende por separado.

El cargador más barato: Xiaomi Mi Power Bank 2S 10.000

Esta batería externa es la mejor para todos los bolsillos con una gran capacidad, es duradera e incluye un puerto USB-C solo de entrada. Tiene un diseño metálico muy delgado que cabe en cualquier bolsillo, con apenas 14.1 mm de grosor es muy parecido al tamaño de un smartphone.

Lo mejor del Xiaomi Mi Power Bank 2S es su capacidad que ofrece 10.000 mAh, que lo hace lo suficientemente potente para recargar un smartphone hasta 4 veces. Con soporte para carga rápida de Qualcomm Quick Charge 3.0 que permite cargar una batería de teléfono de 0 a 80% en solo 35 minutos.

Compatible con cargas de 5V/2A, 9V/ 2A y 12V/1.5A. Se ajusta la potencia de salida hasta 18W para proporcionar una carga rápida y eficiente para cada dispositivo conectado para estabilizar el voltaje de descarga.

Permite cargar dispositivos de baja potencia como auriculares bluetooth o pulseras de actividad de forma segura.

El mejor para la Nintendo Switch y portátiles: Anker PowerCore Speed 20.000

Ideal para jugones que quieran llevar encima una batería externa lo suficientemente potente para cargar la Nintendo Switch. Su tamaño es perfecto y puede cargar hasta 6 veces un iPhone 7, 1 vez un Macbook de 2016 y 1.8 veces el iPad Air 2, viene solo en color negro.

La Nintendo Switch requiere 15 voltios a 2.6 amperios para cargar, aunque hemos listado muchas opciones de baterías externas lo suficientemente potentes para llegar a esas métricas, el Anker PowerCore Speed 2000 PD es el mejor cargador portátil para la Switch. La Nintendo Switch es la consola más vendida por su portabilidad y entretenimiento en todas partes por su tamaño, por lo que si queremos aprovechar al máximo esta consola necesitamos una batería externa a la altura.

Mide 16,6 de alto, 6,2 ancho y 2,2 cm de largo con un peso de 358 gramos, podemos llamar al Anker PowerCore Speed 20000 PD un cargador pequeño. Es lo suficientemente pequeño para guardarlo en la mochila sin que ocupe mucho espacio. Viene con una bolsita, un cable micro USB, un cable tipo-C a tipo-C y un cargador de pared para una carga más rápida que suele durar unas 3 horas.

Tiene un puerto USB-A y un puerto USB-C. Con una capacidad de 20.000 mAh para cargar la mayoría de smartphones hasta 5 veces, un portátil mediante el puerto USB-C una vez y casi dos veces cualquier tableta.

Además, el cargador de pared que incluye puede ser utilizado también para cargar directamente los dispositivos si nos hemos dejado el cargador de la Switch en casa. No incluye un cable Apple Lightning.

Otra buena opción por tamaño y precio: Anker PowerCore Slim 5.000

Si necesitamos un cargador que podamos llevar a todas partes, ligero y que no ocupe mucho espacio en el bolsillo, este modelo de Anker es la mejor opción.

El Anker PowerCore Slim 5.000 mAh es una batería delgada y elegante. Tiene un grosor de solo un tercio de pulgada y cuenta con un panel posterior de silicona que sujeta el teléfono sin rayarlo. La batería encaja perfectamente en la mano, y es del tamaño de un teléfono inteligente.

Tiene un puerto USB, recarga el teléfono hasta dos veces y está disponible en colores llamativos como el rojo y el azul. La batería tiene una entrada y salida máxima de 2 amperios (otros son tan altos como 2.4 amperios), por lo que tardará en cargar el teléfono en poco más de una hora. Viene con una bolsa de transporte, un cable micro-USB y una garantía de 18 meses.