Casi tan imprescindible como la arena, la bolsa de playa es un complemento básico para pasar unos días de vacaciones con los objetos personales y más necesarios bien protegidos del agua y el sol.

La variedad de modelos es tal que plantearse primero qué uso se le va a dar es prioritario.

Si se vive en una localidad costera, las características que se buscarán en la bolsa serán muy distintas que si se va a necesitar de manera esporádica en las escapadas que se puedan hacer.

Qué llevar en una bolsa de playa

Como es lógico en un apartado tan personal, nos limitamos a enumerar los objetos más comunes que tienen hueco en estas bolsas:

  • Protección solar
  • Gafas de sol
  • Teléfonos móviles
  • Cartera con documentación
  • Monedero
  • Llaves
  • Toalla si el tamaño da para ello
  • Bañador de repuesto
  • Juguetes para los niños

Versátil de malla: Yoofan

De malla, al menos en buena parte, grande de tamaño, vistosa de diseño y muy práctica por un precio bastante razonable.

Como hemos señalado, este tipo de bolsas se recomiendan para transportar los juguetes de los niños.

Sin embargo, en este caso resulta más versátil por su forma y características.

Es decir, se puede compatibilizar sin problemas bajar algún entretenimiento para los más pequeños con meter los objetos personales.

Además, por su forma resulta bastante sencillo encontrarlos en el interior.

Cuenta además con un bolsillo dentro de pequeño tamaño para meter cosas de especial delicadeza como el móvil o que haya que tener especial cuidado como las llaves de casa.

Su material resulta bastante resistente.

El problema de estas bolsas de malla es que el tejido tipo mosquitera que llevan no sea capaz de retener en su totalidad el polvo que se pueda generar.

Muy compartimentada: Zuxnzux

Si algo destaca de esta opción, es su llamativo color y, principalmente, la cantidad de compartimentos que incorpora para organizar de manera específica los objetos y utensilios que se bajarán a la playa.

Un modelo de malla de dos capas que destaca también en los aspectos positivos por unos seguros refuerzos en las costuras de las asas para no llevarse ninguna sorpresa desagradable cuando se lleve en la mano o se cuelgue del hombro.

Está confeccionada en nylon con una extrema ligereza, no llega al cuarto de kilo, y una gran capacidad de plegado. Precio asequible en la media, aunque no es de las más baratas.

Clásica reciclada: VIE

Una opción muy original en concepto, aunque clásica en diseño. Se trata de una típica bolsa de playa exteriormente que ha sido confeccionada con plástico reciclado de las botellas de agua.

Un producto pues altamente ecológico que suma un buen número de cualidades prácticas como su buena capacidad, su ligereza y resistencia.

El trenzado cromático resulta muy estético. Por ello, resulta también una alternativa muy adecuada para hacer un bonito regalo por un precio bastante barato.

De buena capacidad y segura: Comius Sharp

Una bolsa de playa en la que convergen varios aspectos positivos que le hacen acreedora de esta posición.

Por un lado, se trata de un complemento de muy buena capacidad para meter distintos objetos, casi 60 cm en su lado más prolongado, y con cierre en cremallera que la dota de gran seguridad.

A ello añade un material de buena impermeabilidad y resistencia, dos de los factores fundamentales en estos artículos, a un precio muy económico.

Por lo demás, el estampado, disponible en cuatro colores, está abierto a los gustos de cada cual, pero, por cualidades objetivas, se trata de una buena opción.

Además, cuenta con unas sólidas asas de cuerda que permiten llevarla bien sobre el hombro y liberar las manos.

También incorpora en su interior un pequeño bolsillo para guardar, por ejemplo, las llaves o tener a mano el monedero.

En suma, una bolsa de excelente relación calidad-precio que asegura no echar en falta nada para disfrutar de un día de playa.

Original y cara: Weikeya

Una alternativa muy distinta por material de fabricación y también por precio ya que está bastante por encima de la media de esta gama.

Se trata de una elegante bolsa confeccionada a base de neopreno sumergible y de tela de punto, una mezcla, sin duda, bastante transgresora.

Incorpora además un bolso mucho más pequeño para, por ejemplo, móviles, documentación o guardar dinero.

Imprescindibles en una bolsa de playa
Imprescindibles en una bolsa de playa

La importancia del revestimiento en una bolsa de playa

En pocos artículos es más certera el popular dicho “lo importante es el interior”.

De poco vale una bolsa espaciosa y atractiva en el exterior si dentro no va revestida con un material resistente.

Solo de este modo será capaz de preservar de las condiciones climatológicas o de posibles golpes los objetos personales más delicados como las gafas de sol o los teléfonos móviles.

De este modo, lo más aconsejable es buscar una opción con forro de buena calidad y que tenga bolsillos internos para mantener lo esencial localizado y seco.

También es importante un cierre de botón o cremallera para que se asegure que nada se cae entre la arena.

Bolsa de playa: De qué material

Es cierto que los modelos de bolsas de rafia o de cuero tienen un gran poder estético, pero, con carácter general, si toda la bolsa está fabricada con un material resistente e impermeable, mejor.

Por ejemplo, los modelos de plástico PVC y de vinilo aguantan mucho mejor el implacable efecto del sol y también son más de batalla.

Es decir, encajan bien que se les trate de manera no demasiado considerada.

El objetivo principal es que el material de la bolsa aguante bien el agua, la arena, el sol y la sal.

Como es obvio, pocos cumplen todos los requisitos. Los arriba mencionados son dos de ellos.

Hay otros como el poliéster, la lona o el nylon que son también resistentes a la humedad y al sol y que, por tanto, también gozan de las preferencias de los usuarios.

Bolsa de playa: ¿De malla o cerrada?

Depende. Las bolsas cerradas son más recomendables cuando se llevan cosas que no deben estar en contacto con la luz o que se dañen si se les mete arena.

Por ejemplo, para llevar el móvil o una tablet, las llaves o la crema solar, suelen ser más adecuados las cerradas.

Sin embargo, si se baja con niños y su correspondiente arsenal de juguetes de playa, mejor que sea de malla.

No importa que estos objetos estén en contacto con el agua y/o la arena y, además, se ventilarán y secarán antes.

Hay otros dilemas fáciles de resolver. Por ejemplo, entre las bolsas abiertas o las que se pueden llevar a la espalda.

Va en gustos, pero no solo. Es decir, también influyen otros condicionantes como el medio de transporte: si se va a la playa en bici mucho más adecuado comprar una bolsa que se pueda llevar a la espalda tipo mochila.

Bolsa de playa para ir a la moda
Bolsa de playa para ir a la moda

Qué tener en cuenta en una bolsa de playa

Tamaño

La capacidad es uno de los factores fundamentales.

Como se intuye, nada que ver la talla de alguien que baja solo a leer frente al mar o solo a tumbarse sobre una toalla con la de una familia con niños pequeños.

Solo para llevar los juguetes playeros se necesitará una específica que suele ser de malla. Si se quiere llevar todo en la misma, el tamaño ya tendrá que ser considerable.

Material

Ya hemos desarrollado en concreto este aspecto. Por recapitular, lo más recomendable es un material resistente e impermeable con un buen revestimiento interior.

Plástico, lona o goma se antojan buenas opciones resistentes al agua. Si se lava fácilmente todavía mejor.

Fondo

Si la bolsa tiene un fondo holgado y plano su estabilidad será mayor y tendrá menos posibilidades de volcarse sobre la arena.

Este fondo suele estar revestido de lona para potenciar su resistencia.

Asas

Como responsables de cargar el peso de la bolsa, prioritario que sean fuertes y tengan refuerzos en las costuras.

También que sean largas ya que permiten colgarla bien y dejar las manos libres para llevar otras cosas.

Malla

Como ya hemos adelantado, las bolsas de malla son las más adecuadas para bajar con los niños y llevar en ellas sus juguetes playeros, cada vez más variados.

Estética

Será siempre un problema menor ya que el catálogo para elegir es muy amplio. Para todos los gustos.